El Rock y la Moda



 

 

Los años 50, la época del rock ‘n’ roll, las mujeres de labios rojos y los chicos rebeldes. Esa misma en la que bandas como Bill Haley and His Comets, Elvis Presley y The Beatles convirtieron las terrazas de las casas en tarimas de conciertos, mientras multitudes se aglutinaban en las calles a bailar al ritmo de una guitarra, que parecía adquirir vida propia en cada espectáculo improvisado.

Y es que este género no solo se caracterizó por mover masas al son de unas cuerdas; asimismo influenció el código de vestimenta de los jóvenes de aquella época, que decidieron desafiar los cánones y emanar rebeldía a cada paso. “Como estilo musical el rock ‘n’ roll no hizo su impacto hasta 1953, cuando Crazy Man Crazy, un disco de Bill Haley and His Comets, se convirtió en la primera canción de rock ‘n’ roll en llegar a la lista de los más vendidos del ámbito nacional de Billboard”, asegura Charlie Gillet, autor del libro Historia del Rock: el sonido de la ciudad.

Durante esta época, compañías como Levi’s, Wrangler y Lee se lanzaron al mercado de los jeans, mientras las mujeres guardaban sus faldas de vuelo en el armario y se atrevían a visibilizar sus figuras con pantalones, inicialmente creados para trabajo en fábricas. Pero fue Elvis Presley, conocido como “el rey del rock ‘n’ roll”, quien lanzó al estrellato esta prenda, infaltable en sus presentaciones.

La cazadora o chaqueta de aviador también hizo su aparición en los 50’s, aunque su fin no fuera propiamente para volar. Fue así como el cuero se convirtió en el dueño y señor de esta era, adornado con taches y brillos metálicos.

Pero para bailar era necesario deshacerse de los zapatos altos, para las mujeres, y buscar otros que inspiraran poderío, y además fueran esenciales para quienes habían hecho de las calles su territorio. Fue allí cuando los creepers, caracterizados por su suela de plataforma y creados específicamente para los soldados de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), pisaron el pavimento, de la mano de los teddy boys, una subcultura juvenil, originaria de Inglaterra.

Esta también fue la época en la que las mujeres sacaron a flote su feminidad, inspiradas en la tendencia de las pin up girls, fusionada con outfits propios de otro subgénero musical del momento, llamado rockabilly. Entonces, el pintalabios rojo, ícono de actrices de Hollywood como la fallecida Marilyn Monroe, se apartó un espacio en las carteras femeninas, así como el lápiz de ojos negro, propio para dibujar el sensual delineado gatuno en los párpados. Toda una epidemia rouge, para aquellas que no querían pasar desapercibidas.

Y de las mujeres, que pasaban largos ratos haciendo sus peinados, entre los que se destacan los victory rolls, pasamos a los hombres; quienes, igualmente, prestaban mucha atención a su pelo, pero con el peinado ‘cola de pato’ o ‘tupé’, en el que el pelo iba engominado y dirigido hacia atrás. Inamovible para las estruendosas fiestas de la década.

Aunque el boom del rock ‘n’ roll inició en los 50’s, los 60’s también fueron una transición de tendencias tanto musicales, como en la moda. Asi sucedió con la banda, originaria de Liverpool (Inglaterra), The Beatles, conocida como los ‘Fab four’ (en español, los fabulosos cuatro).

En 1964, en su debut en Ed Sullivan Show (primera vez que visitaron Estados Unidos), surgió una corriente denominada por los medios como ‘Beatlemanía’, que marcó un antes y después en la forma de vestir de los adolescentes de los 60’s.

A partir de ese momento, el rock ‘n’ roll tomó otra vía y, aunque los pantalones, las chaquetas moteras y de aviador seguían en la tendencia, estos fueron reemplazados por outfits más formales, para hacer alarde de la galantería, también presente en este género musical, que revolucionó las décadas de los años 50 y 60 y, hoy en día, continúa marcando una tendencia que se niega a desaparecer.



También te podría gustar...

Deja un comentario