Dormir En Litera Puede Ser Peligroso




litera {focus_keyword} Dormir En Litera Puede Ser Peligroso marvel2litera

El gobierno federal de los Estados Unidos advirtió esta semana sobre los peligros de dormir en las populares camas camarote o literas, ya que cada año miles de menores sufren lesiones al caerse o golpearse con los tubos de las mismas.

Hay más de 36 mil caídas cada año

Si sus hijos duermen en camas conocidas como camarotes o literas, es el deber de los padres de inspeccionarlas. El no hacerlo podría representar un peligro para ellos.

“Nosotros hemos implementado una ley que se estableció en el 2000 para evitar los peligros de caídas de estas camas, pero es posible que muchas personas tengan camas que fueron fabricadas antes de que la ley entrara en vigor”, explicó Arlene Flecha, portavoz de la Comisión para la Seguridad de Productos de Consumo (CPSC).

Un estudio del Hospital Nacional de Niños reveló hace poco que las lesiones aumentan entre niños menores de 10 años. Se estima que un promedio de 36 mil casos relacionados con estas camas suceden anualmente, y caídas son las más frecuentes.

“Jamás se debe colocar a un niño menor de seis años en una cama camarote, especialmente en el nivel superior”, enfatizó Flecha. La razón: A esa edad “los niños no tienen las destrezas motoras e intelectuales para subir y bajar de la cama adecuadamente”.

Los niños menores de tres años de edad tienen el 40 por ciento más de posibilidades de sufrir de lesiones de cabeza, y las lesiones también aumentan en jóvenes entre 18 y 21 años.

Los padres deben asegurarse de que las camas tengan barandas en ambos lados, y que las varillas estén colocadas a menos de tres pulgadas y media de cada una, para evitar que el niño introduzca su cabeza y pueda quedar atrapado, y hasta asfixiarse.

“Algunas de las camas quizás no tienen dos barandas como se requiere ahora, así que un niño puede caerse” con mayor facilidad, señaló Flecha.

“Muchas personas pegan la cama contra la pared, esperando que el niño no se caiga. Pero si la cama empieza a moverse en ese espacio, el niño puede caerse y el cuello puede quedar atrapado” entre la cama y la pared, añadió la portavoz de CPSC.

Es importante recordar que la prevención es vital para evitar los accidentes. Al inspeccionar las camas de sus hijos, es necesario asegurarse de que éstas tienen los mecanismos correspondientes de seguridad.

Por otro lado, la CPSC advirtió además que los colchones de las camas tienen que ser del tamaño adecuado, y dejar un espacio de por lo menos cinco pulgadas entre el colchón y la baranda.

“Existe un colchón estándar que deben de comprar se llaman bunkie board, que está diseñado es especialmente para las camas literas”, explicó Irma Rodríguez, una vendedora de muebles que opinó que los padres de familia a veces cometen errores al comprar.

Según la experta, los bunkie boards “tienen un pedazo de madera” y están debidamente acolchados “para que sean confortables para los niños”.

Rodríguez destacó que las camas literas no necesitan un colchón de tipo pillow top, pues esto hace la cama más alta y por ende, más peligrosa para dormir.

Se estima que un promedio de 36 mil casos relacionados con estas camas suceden anualmente, y caídas son las más frecuentes.

Via: Univision.com